Duelo

¿Cómo ayudar a un adolescente tras una pérdida?

En la guía El duelo. Consejos para afrontar la pérdida de un ser querido, del Parc Sanitari Sant Joan de Déu, se recogen algunas pautas generales de actuación tras el fallecimiento:

  • Aunque resulte doloroso, informarles de los hechos lo antes posible, buscando un lugar y momento oportunos, con un lenguaje sencillo, con sinceridad y evitando detalles innecesarios. Es preferible que lo haga el padre o la madre o el familiar más cercano.
  • Favorecer que expresen sus preocupaciones, sentimientos y preguntas.
  • Evitar expresiones como «No estés triste» o «Tienes que ser valiente».
  • Proporcionar atención y afecto, intentando su colaboración en el cuidado de personas importantes para ellos en caso de que los padres o cuidadores principales, temporalmente, no estén en condiciones de poder hacerlo debido a su propio proceso de duelo.
  • Permitirles participar, con acompañamiento y si así lo desean, en aquellos gestos y rituales íntimos que la familia quiera llevar a cabo en recuerdo del ser querido, asociados o no al ritual funerario tradicional.
  • Facilitar, siempre que sea posible, que reanuden las rutinas y actividades habituales.
  • Evitar expectativas o responsabilidades excesivas.

En general, la mejor manera de ayudar es acompañar a la persona, interesarnos por sus necesidades y respetar el tiempo que necesite. Hablar, compartir recuerdos y, a veces, incluso el llanto puede proporcionar un gran alivio.