Prevención del suicidio

¿Qué puedo hacer si creo que la persona, una vez ha salido del ingreso, no está preparada para asumir autonomía?

Cuando la persona en riesgo de suicidio ha pasado por Urgencias, la decisión de volver a casa es consensuada, y la responsabilidad, compartida entre todos. Seguramente los profesionales habrán indicado que debemos mantener las medidas de seguridad y de acompañamiento, que la persona no debe estar sola, especialmente las primeras semanas, y que debemos procurar que haga el seguimiento en los servicios de salud mental comunitaria.

No suelen haber mensajes muy tranquilizadores, porque el riesgo cero no existe. La recuperación de la autonomía tiene que ser progresiva: un mayor control en el momento del alta hospitalaria, y cada vez más autonomía (nunca debe incorporar asumir, por ejemplo, su propia mediación). Si, a pesar de todas las medidas tomadas, seguimos teniendo la sensación de que la persona no puede asumir más autonomía, se lo debemos expresar directamente, de manera cercana, pues después de la salida de urgencias, ya no hay secretos en este ámbito.  Aún así, si seguimos con una preocupación excesiva, debemos comunicarlo a su referente de salud mental, quizás pueda adelantar la visita para abordar esta preocupación, o pueda indicar que vuelva a urgencias.