Prevención del suicidio

¿Las personas que verbalizan que quieren suicidarse lo hacen para llamar la atención y no lo harán en realidad?

Las personas que hablan de suicidarse no lo hacen para llamar la atención. Este es un mito que hace que no hagamos nada. Las personas que verbalizan el suicidio, verbalizan un sufrimiento o una incomodidad emocional que no saben gestionar. Debemos reinterpretar este mito: es una petición de ayuda, una oportunidad para que la persona que está a su lado se dé cuenta que necesita ayuda.

Cuando hay una verbalización de una idea suicida o de expresiones negativas sobre sí mismo, como «no valgo nada», «mi vida no tiene sentido», «soy una molestia para mis padres o para mis hijos», entre otras tantas, hay que tomarlo en serio, pedir ayuda a un profesional y, en el entorno familiar, validar y reconocer el sufrimiento que tiene la persona. Todas las amenazas de intento de suicido son reales, eso no quiere decir que sea inminente, pero desde luego es algo para tomar en serio.