Pautas para la teleatención de una persona con ideación suicida

El COPC publica una infografía para orientar la actuación de los profesionales que estén en comunicación no presencial
SOM Salud Mental 360
Redacción
SOM Salud Mental 360
Teleatención ideacion suicida

El Col·legi Oficial de Psicologia de Catalunya (COPC) ha elaborado una infografía orientada a guiar la acción de los profesionales en psicología que estén en comunicación no presencial con una persona en el momento en que quiere llevar a cabo el suicidio. Un recurso que puede ser útil para tener presentes y accesibles todos los recursos y técnicas disponibles.

Según esta entidad profesional, la llegada de la pandemia puso en marcha mecanismos de teleatención que, en estos dos años, han pasado a ser una opción más de atención, por lo que muchos profesionales pueden encontrarse en situación de gestionar un momento tan crítico como la petición de ayuda de la persona con idea suicida.

La infografía, disponible en catalán, recoge las preguntas clave a realizar para determinar el riesgo de suicidio y los pasos o acciones a llevar a cabo en caso positivo. También se indican algunos aspectos a considerar que son de relevancia en estos casos. Por su grado de interés, reproducimos el contenido de esta infografía elaborada por la Sección de Emergencias del Col·legi Oficial de Psicologia de Catalunya.

Pautas para orientar la acción del psicólogo o psicóloga que estén en comunicación no presencial con una persona con ideación suicida

  • Preguntar abiertamente: ¿has pensado que sería mejor morirte o has deseado estar muerto/a?
  • Entonces preguntar: ¿has pensado en el suicidio? ¿Has pensado recientemente en el método para llevarlo a cabo?

Si la respuesta es afirmativa, es importante gestionar la ayuda médica ¿Cómo?

  1. Consigue la localización.
  2. Saber si hay alguien más con la persona (familiares en casa, amistades)
  3. Ante la duda de riesgo, priorizar la necesidad de atención médica inmediata. Valorar si activamos el servicio de emergencias o si enviamos a la persona a urgencias del hospital más cercano. En ambos casos, la persona debe estar acompañada por una persona significante.
    Activamos los servicios de emergencia cuando la persona está sola o encerrada en algún espacio donde los familiares no tienen acceso. Informamos a la persona de que haremos la llamada, que sabes que debe estar sufriendo mucho y que le ayudarás. Conseguir el compromiso para que abra la puerta cuando lleguen los servicios de emergencia. Mantener la llamada y obtener el máximo de información posible. 
    En caso de enviar a la persona al servicio de urgencias, debe ir acompañada y nos aseguramos de que se queda con la persona de referencia.
  4. Mantener la conversación, escuchar, validar y no juzgar sabiendo que el tiempo corre a favor nuestro (a más tiempo, menos impulsividad).
  5. Expresar y valorar positivamente que haya pedido ayuda.
  6. No hacer promesas que no se puedan cumplir.
  7. Limitar el entorno de posibles facilitadores (puedes retirarte de la ventana, puedes salir de la cocina, puedes sentarte en el suelo por favor...).
  8. Si la persona está acompañada, pedir hablar con ella.
  9. No cortar la comunicación hasta que llegue el recurso asistencial o se hable con la persona acompañante.

Aspectos a considerar:

  • No subestimar nunca el riesgo de la tentativa.
  • El objetivo de urgencia no va dirigido a modificar la ideación sino a posponer la decisión.
  • Explorar 4 áreas: cuándo, cómo, dónde y porqué.
  • En el caso de que se haya hecho una ingesta medicamentosa: averiguar la dirección y activar el servicio de emergencia, pedir que abra la puerta de casa, que avise a un vecino o vecina.
  • No colgar ni abandonar la llamada en ningún momento (presencia continuada).
  • El paso del tiempo juega a favor
  • Importante la comunicación no verbal (voz tranquilizadora, tono, entonación y articulación adecuada). Tu calma es contagiosa.
  • Validar el sufrimiento, validar emociones. Detectar la emoción dominante.
  • Dar retorno a lo que la persona nos está diciendo: Me estás diciendo que… (y repetir lo que explica).
  • Buscar anclajes (amistades, hijos, aficiones...) y hacerles hablar de ellos.
  • Si la persona se muestra emocionalmente desbordada, hacer preguntes cognitivas: descripción de lo que hay a su alrededor, qué ha hecho durante el día hasta el momento...
  • Nuestra intervención no acaba hasta que hemos realizado la vinculación de la persona con los recursos asistenciales adecuados en su caso.
Este contenido no sustituye la labor de los equipos profesionales de la salud. Si piensas que necesitas ayuda, consulta con tu profesional de referencia.
Publicación: 1 de Julio de 2022
Última modificación: 1 de Julio de 2022