¿Qué es lo primero que pensaste cuando te propusimos colaborar en este proyecto?

«Lo primero que sentí fue una gran ilusión, porque creo que el bullying y el ciberbullying son temas muy importantes. Y como padre también, de alguna forma, he sentido la necesidad de abordar el tema en algún momento de la crianza de mis hijos. Porque no es sólo un tema relacionado con los más jóvenes, sino que implica a todo un ecosistema donde hay familias, chicos y chicas, profesionales de la educación, y hay que entenderlo y trabajarlo desde esta mirada integral».

¿Qué ha supuesto para ti como profesional y como persona participar en la campaña #NoalCiberbullying?

«Para mí ha supuesto, sobre todo, aprender porque me ha permitido profundizar en esta temática y tomar la temperatura de lo que está ocurriendo hoy en día. Muchas veces no tienes la oportunidad de conectar con personas jóvenes que te cuentan lo que está pasando y en este proyecto he podido hacerlo. En especial, con el focus group que hicimos al inicio con chavales que tenían experiencia en el tema, ya fuera en rol de acosadores o acosados. Fue una experiencia maravillosa, por la oportunidad de escucharlos y aprender de ellos. Escucharlos fue un regalo.

Siendo que me dedico a la comunicación con dibujos, y a contar cosas a través de los dibujos, creo que es muy importante este punto de realidad, que los proyectos arranquen de la verdad que escuchas de los propios protagonistas».

El ciberbullying es el bullying amplificado

¿En qué ha cambiado tu visión sobre el ciberbullying antes y después de participar en la campaña?

«Ha cambiado en muchas cosas porque, por edad, yo no he sufrido en primera persona el ciberbullying, aunque sí que he sufrido acoso en redes sociales. Así es que con el proyecto he conectado con aspectos relacionados con el mundo actual de los chavales y su entorno. Creo que es muy importante tratar este tema porque ellos viven la mitad del tiempo, o más, en el mundo digital, aunque éste es también reflejo de lo que pasa fuera del espacio virtual, porque de alguna forma está todo muy imbricado. Ni el bullying acaba en la escuela ni el ciberbullying en el móvil, sino que tiene toda una conexión absoluta. El acoso escolar se ha convertido en un fenómeno más complejo aún de lo que era antes».

¿Qué mensajes has intentado transmitir con las viñetas?

«Mi labor principal ha sido traducir los mensajes principales de la campaña a dibujos y generar imágenes que puedan tener impacto en una red social, donde las cosas tienen mucho impacto, pero se leen rápido.

Había mensajes más descriptivos, de entender el fenómeno del ciberbullying; otros más de identificación con aquella situación que se plantea; y otros más de resolución, de qué hacer.

Creo que los tres ámbitos están bien equilibrados, y por eso estoy contento con el resultado de la campaña. Ofrece muchos puntos de vista y pienso que se ha llegado a profundizar bastante en el tema».

¿Qué te gustaría que ocurriera con esta campaña?

«A mí me gustaría que generara más empatía. Muchas veces los casos de bullying se dan porque en la adolescencia se prioriza el pertenecer al grupo de los que tienen el poder, al grupo de los “importantes” y se olvida la empatía. Me gustaría que hubiera un cambio de conciencia entre los chavales, pero también que los profesionales de la educación, incluidas las familias, tomaran conciencia del asunto y de cómo proceder. Porque creo que hay una labor importante en el rol de los adultos. Los chavales al final van a ir cambiando; ellos llegan, crecen y se desarrollan, e igual en unos años entienden las cosas de manera diferente a como lo hacen ahora. Pero los recursos que genera la campaña, tanto las viñetas como el escape room “El silencio del espejo”, dirigido a centros educativos, seguirán siendo un recurso válido y necesario para sensibilizar sobre esta temática».

Ciberbullying_broma
Este contenido no sustituye la labor de los equipos profesionales de la salud. Si piensas que necesitas ayuda, consulta con tu profesional de referencia.
Publicación: 3 de Marzo de 2022
Última modificación: 16 de Marzo de 2022
Colectivos

Javirroyo es ilustrador y, según él mismo se presenta, se dedica a escribir con dibujos. Con esa misma idea, él ha sido quien ha traducido en imágenes los mensajes de la campaña #NOalCiberbullying lanzada desde San Juan de Dios. Para ello, ha diseñado más de 30 viñetas sobre diferentes aspectos relacionados con el bullying y el ciberbullying, que se publican en el perfil de Instagram @solidaridadSJD.

Javirroyo es fundador, editor y autor de El Estafador, la publicación semanal de humor gráfico en línea en lengua española más popular, y es ilustrador habitual de editoriales y publicaciones como El País o Visual, entre otras cabeceras.

Hemos conversado con él para saber qué le ha supuesto la participación en esta campaña, cómo ha cambiado su visión sobre el ciberbullying y qué ha querido trasmitir a través de sus particulares dibujos.