Vejez

¿Cómo puedo saber si una persona mayor está deprimida?

Se estima que entre el 10 y el 15% de las personas mayores tienen depresión. La depresión en la edad geriátrica puede presentarse en personas que han tenido este trastorno en edades más tempranas de su vida, por primera vez en la vejez o como trastorno secundario a una enfermedad.

La depresión en la población geriátrica suele pasar desapercibida y está infradiagnosticada, porque los síntomas que presentan: 

  • Se confunden erróneamente con respuestas psicológicas de «tristeza» por el envejecimiento. 
  • Son diferentes a los que se presentan en la adolescencia y en la edad adulta, pues no suelen expresar tristeza ni sentimientos de culpa. 
  • Algunos de los síntomas se confunden con los de otras enfermedades médicas o neurológicas, como palpitaciones, fatiga, molestias gastrointestinales, dolor de cabeza, inquietud, irritabilidad, insomnio, ansiedad, pensamientos obsesivos, pérdida de atención y memoria, pérdida de peso, etc. 

Las personas mayores con depresión tienen una menor expresión de tristeza, pero presentan más ansiedad y apatía, así como síntomas físicos (molestias gastrointestinales, cansancio, pérdida de apetito y peso, etc.), insomnio y problemas de memoria. 

La mayoría personas mayores que intentan suicidarse tienen un trastorno depresivo, un factor de riesgo en esta edad, principalmente si no se diagnostica ni trata.