Prevención del suicidio

¿Qué podemos hacer y dónde podemos acudir si sospechamos que nuestro hijo o hija se quiere suicidar?

Si detectamos que nuestro hijo o hija se quiere suicidar, las acciones inmediatas son paralelas. Por un lado, tenemos que poner medidas de prevención de forma inmediata. La esencial en nuestro entorno es poner bajo llave toda la medicación del domicilio para que no tenga acceso a ella. En países con alta presencia de armas de fuego, la medida también incluiría sacar todas las armas de fuego de casa.

De forma paralela, también tenemos que pedir ayuda a un profesional de la salud mental. El procedimiento para una atención en el circuito público en España es acudir a nuestro referente de pediatría o medicina de atención primaria e informarle de la situación, para que valore y pueda hacer la derivación a salud mental, que normalmente está en el propio centro de atención primaria. Ellos valoran si abordan la situación en el propio centro o hacen una derivación a un Centro de Salud Mental Infantojuvenil (CSMIJ, en Cataluña). En el circuito de mutuas o de privada, se puede solicitar visita con el profesional de salud mental para que valore acciones a tomar y pasos a seguir.

Si encontramos a nuestro hijo en medio de un intento de suicidio o identificamos que acaba de hacerlo, hay que acudir directamente a urgencias de nuestro hospital de referencia, tanto para valorar las consecuencias orgánicas del intento si lo hubiera realizado, y en su caso su estabilización, como para una valoración en salud mental.